sábado, 22 de junio de 2013

Ni políticos ni religiosos

"Ni políticos ni religiosos" es el título de un mural que me leí en Facebook invitándome a la reflexión.
¿Te imaginas una sociedad sin políticos ni religiosos?
Si embargo, una sociedad pudiera ser perfecta prescindiendo de los babosos.
Los babosos son idolatras, fanáticos, títeres. Sólo sirven para que los lleven y los traigan, porque no son creativos.
Los babosos no son comunistas, ni falangistas, ni sionistas, ni fascistas, ni de otras ideologías, porque son complicadas y no se prestan para los matices favorables a los egoístas, arribitas, oportunistas.
Así que les dejo como tarea estas otras dos preguntas: ¿Estaremos siendo justos al culpar a las ideologías del daño colateral causado por los babosos? ¿Se legraría una sociedad perfecta sin babosos?