martes, 11 de junio de 2013

Reales flaquezas

Es Absolutamente cierto, con toda la honrada verdad de que es susceptible la palabra humana -con toda la escrupulosa exactitud de quien considera un crimen alimentar esperanzas políticas que no tienen razón de existir- con el placer mezquino de hacer triunfar la vanidad ridícula, y el interés sórdido, -o de disimular- su capa de fáciles combate y cómodas oposiciones, inveteradas y reales flaqueza. Y así, si se cae, se cae con una hermosa compañía.

La Realidad Cubana no es el problema de 5 personas, sino la problemática de más de 11 millones de personas.

La Ley de Embargo es la respuesta del gobierno de los Estados Unidos de América a la Ley de Expropiación Forzosa del gobierno de Cuba.

La Base Naval de Guantánamo es nogociable entre los gobiernos de los Estados Unidos de América y el gobierno de Cuba. No negociable entre la población civil o entre los candidatos de la oposición.

Tienen derecho a proclamar el derecho de los pueblos quienes trabajan a favor de la libertad espiritual la libertad interior.

Una persona que se siente obligada a mentir, sin estar amenazada por una ley en acecho o una punzante espada sobre su pecho, es una persona que no ejerce su libertad espiritual.

Hacer Valer el Voto es ejercer la libertad interior.

Como hemos estado mirando, leyendo y escuchando, en los últimos años, la arquidiócesis de la Habana, através de su vocero en su órgano oficial, está tratando de envolver la buena fe de algunos cubanos en inaceptables desconciertos emocionales.

En complicidad con la tiranía arrogante y opresora, la mala fe de algunos "opositores", y la ingenuidad de quienes parece que estan desesperados para que haya algún tipo de solución, están adoptando una postura dialoguera derrotista, humillante y babosa.

La tiranía, que por más de 55 años se ha instalado en Cuba por medio de la fuerza, con su inaceptable constitución que también ha sido impuesta por medio de la fuerza -redactada, y aprobada en un ámbito tirano, descriminador, excluyente y opresor-  es una vejacion a la dignidad de la persona humana.

Vuestra idolatrada tiranía, arrogante y déspota hasta la saciedad, jamás ha propuesto dialogar con la oposición, y en el hipotético caso que lo propuciera, condicionarían su monologo sólo en presencia de una "oposición" seleccionada por ellos.

Lamentablemente, los talleres mediáticos -que funcionan bajo la sombra de su mala fe- estan sirviendo de puente a todas estas traicioneras propagandas.